El Círculo Encarnaceno de Ajedrez organizó -con toda justicia- un torneo homenaje a un hijo del ajedrez encarnaceno, don Ramón Giménez, quien poco tiempo atrás dejó de ser miembro del Círculo para convertirse en un Ajedrecista Eterno.

Transcribimos las cronicas de Yamil Duba de la página "Ajedrez Encarnaceno"

Son las ocho de la mañana del cuarto domingo de agosto y la jornada ajedrecística recibe la vida con las primeras piezas que comienzan rápidamente su danza sobre el tablero. El torneo relámpago "Ramón 'Capablanca' Giménez" reunió a casi treinta ajedrecistas que presentaron sus respetos al maestro.

 

Don Ramón Giménez

 



Cuatro clubes participaron del evento, dos de la Ciudad de Posadas, Argentina; y dos de nuestra Encarnación. Desde la otra margen del río llegaron los ajedrecistas del "Club de Ajedrez Posadas" y del "Club Peones y Alfiles". Los clubes locales fueron el "Círculo Encarnaceno de Ajedrez" y el "Club de Ajedrez de la Universidad Nacional de Itapúa". El torneo se jugó con el sistema suizo a siete rondas con tiempo de quince minutos a finish. El Gran Salón del Club Radio Parque prestó su elegancia y creó un ambiente placentero para la práctica del ajedrez. Vamos a la acción!

Las primeras cuatro rondas no descubrieron sorpresas y los jugadores más fuertes -a priori- eran los que lideraban la tabla de posiciones. Fernando Krauss (4 puntos) había sacado medio punto de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores pero todavía debía chocar con uno de ellos para consolidarse. Por detrás y muy de cerca asechaban José Fernández y Daniel Villalba, quienes chocaron en esta ronda y firmaron unas tibias tablas en una partida que ni siquiera entró en el medio juego.

 

 

Un poco más abajo en la tabla el grupo de perseguidores era liderado por la única dama y sin udas la sorpresa del torneo, Sol Aguer, quien había enfrentado a Fernández por la ronda tres y luego de sacrificar una pieza consiguió fuerte posición sobre el encarnaceno. José supo encontrar la jugada que mantenía el equilibrio y después de un par de jugadas Sol cometió el error que le costó la dama y el punto (ver diagrama).

 

Partida Fernández - Aguer 

Por la quinta ronda, el misionero Daniel Villalba derrotó con claridad a Daniel Vergara (ver diagrama) mientras que Krauss hizo lo propio con piezas negras en buena partida frente a un Fernando Arce que no pudo encontrar las mejores jugadas en un final de caballos y peones (ver diagrama)

 

 

Partida Villalba - Vergara

 

Partida Arce - Krauss 

 Fernández planteó el Gambito de rey frente a Hugo Vázquez, quien declinó la oferta pero utilizó jugadas para avanzar peones en vez de desarrollar sus piezas en la apertura. El encarnaceno jugó 5.b4 ofreciendo otro peón para activar rápidamente sus piezas y tomar el centro del tablero. Después de 10 movimientos las piezas blancas están activas mientras que las negras aún tienen largo camino hasta que su Rey pueda buscar el enroque (ver diagrama).

 



Fernández no eligió las mejores jugadas para poner más presión sobre su rival y en un momento las negras tenían 18...Axf3 (ver diagrama) con lo que la posición quedaría equilibrada y las blancas tendrían trabajo para conseguir la ventaja. Sin embargo el misionero fue por 18...Ah5 y permitió que las blancas avancen sus peones mientras el alfil era atacado. 21...De7 fue el error decisivo y el encarnaceno no tuvo problemas para cerrar la partida.

 



La sexta ronda enfrentó al puntero Krauss, con 4 ½ puntos y al inmediato escolta Fernández, con 4 puntos. José planteó el Ataque Larsen, una apertura que Krauss conoce bien, sin embargo las blancas abandonaron la teoría rápidamente con 3.e4, una jugada por lo menos impopular frente a la más empleada 3.e3. Krauss utilizó mucho tiempo para elegir sus jugadas en la apertura pero consiguió una posición más elegante que su rival, mucho más cuando Fernández jugó 6.Ad3 (ver diagrama), en donde el alfil de b3 está bloqueado por su propio peón en c3 y el alfil de d3 impide el avance del peón d para luchar por el control del centro del tablero, mientas que el caballo de b1 no tiene espacio para desarrollarse con naturalidad.

 

 Partida Fernández - Krauss

Krauss no supo explotar las debilidades de su rival y hacia la jugada quince la posición blanca ya estaba restablecida. 18...Cd7 fue el error que entregó una pieza limpia para las blancas. Aún así Krauss no bajó los brazos y dio pelea hasta que una jugada táctica le permitió recuperar la pieza y entrar en un final de reinas y peones totalmente igualado, sin embargo con pocos segundos en su reloj dejó que su oponente capturara su dama y con esto se llevara el punto para liderar la tabla de posiciones junto al misionero Daniel Villalba.

 

 

 



Los tres jugadores que disputaron la punta durante todo el torneo llegaban a la séptima y última ronda con posibilidades de ser Campeón: Fernández y Villalba con 5 ½ puntos y Krauss con 5. Las chances de Cornet eran menos favorables porque era necesario que tanto José como Fernando pierdan sus partidas para así, ganando él la suya frente a Villalba, compartir la punta con 5 ½ puntos.

Cornet con negras planteó una defensa Siciliana que jugó con mucha precisión, eligiendo las mejores jugadas que mantenían la ligera ventaja que consiguió en la apertura e incrementando la presión sobre las piezas de su rival que iban perdiendo coordinación. 26...Af2 fue el error que permitió a las blancas ganar una pieza limpia y llevó a Villalba a inclinar su Rey de manera inmediata. Gran punto para Cornet.

Krauss había ganado su partida y solo restaba saber si Fernández podía quebrar la posición de Román Genes para levantar la copa de Campeón. En el medio juego José consiguió una calidad mientras que Genes obtuvo un molesto peón pasado que el primero supo controlar a tiempo. Después de férrea defensa Román terminó inclinando su monarca y Fernández finalizó como puntero absoluto. El segundo lugar fue para Krauss (de gran torneo) y el tercer y cuarto puesto para Villalba y Cornet respectivamente, después de que estos jugadores hayan jugado una partida desempate. El quinto puesto fue para la dama del torneo, Sol Aguer.

Es digno destacar la siempre correcta actuación del árbitro del torneo, el Señor César Arce, quien mantuvo el orden en todo momento y aseguró que la jornada ajedrecística se desarrolle con naturalidad. Así también es preciso reconocer el trabajo del secretario del Círculo, Marcos Chudyk, el hombre que organiza el sistema suizo con los respectivos choques en cada ronda. Correcto trabajo de ambos.

 

 

El árbitro Césra Arce.

 

Marcos Chudyk
 Secretario del Círculo Encarnaceno de Ajedrez

La entrega de premios estuvo a cargo del Presidente del Círculo Encarnaceno de Ajedrez, el Señor Ricardo Castillo, quien hizo entrega de medallas para todos los participantes y trofeos para el primero, segundo y tercer puesto. Un reconocimiento fue entregado al Presidente del Club Radio Parque, el Señor Carlos Madelaire, por su constante apoyo a las actividades ajedrecísticas organizadas por el Círculo. Ajedrez Encarnaceno también recibió un valioso reconocimiento por el trabajo realizado para difundir el arte de nuestros ajedrecistas. Este reconocimiento renueva el compromiso para continuar generando artículos de calidad hacia nuestros lectores y seguir difundiendo nuestro Ajedrez.

El torneo "Ramón Giménez" -homenaje a un tigre del ajedrez regional- ya está escrito con verbos en pasado; fue un éxito.

 

 

 

Presidente del Círculo Encarnaceno de Ajedrez, el Señor Ricardo Castillo. 

 Enlaces

http://www.ajedrezencarnaceno.com

 



Volver a: inicio/noticias/Noticias Nacionales
2014-08-26 00:00:00