Lasker fue uno de los varios campeones del mundo que destacó la base posicional del juego de Morphy de esta manera: “Morphy descubrió que la movida brillante de un maestro está condicionada no por una repentina e inexplicable materialización, sino por la colocación de las piezas en el tablero. Estableció una regla: las jugadas brillantes y las maniobras profundas solo son posibles en posiciones donde al oponente se le puede oponer una abundante energía activa”.

Smyslov señaló que: “Jugaba con inspiración, sin intentar penetrar en la psicología de su oponente; jugaba, si se puede decir así, ´ajedrez puro`. Su armónica comprensión posicional y su profunda intuición harían a Morphy un oponente altamente peligroso hasta para cualquier jugador de nuestro tiempo”.
Fischer dijo: “Morphy fue tal vez el ajedrecista más preciso que haya vivido. Divisaba todo el tablero y  nunca cometía errores graves, a pesar de jugar bastante rápido, pocas veces usaba más de cinco minutos para elegir su jugada. (Sus oponentes, en aquellos días en que se jugaba sin relojes, a menudo usaban horas)”.

 

Paul Morphy Foto Hair

 

El primer y único torneo que Paul Morphy jugó en su vida fue el “First American Chess Congress”, se disputó en Nueva York del 6 de octubre al 10 de noviembre de 1857, se jugó como el torneo de Londres 1951, por eliminatorias, al mejor de tres partidas y la final a cinco, las tablas no contaban y la partida debía jugarse de nuevo; participaron los 16 mejores ajedrecistas del país.

 

Firts American Chess Congress1857

 

El primer rival de Morphy fue James Thompson, Morphy ganó 3 a 0, pero tras una lucha intensa, a pesar de lo que sugiere el resultado, no fueron “paseos”, Morphy debió luchar y superar dificultades en varias partidas, pero era evidente que aprendía de cada encuentro y mejoraba partida a partida.

Es curioso que al volver de Europa Morphy volviera a jugar un match (amistoso) con Thomson, pero, ¡dándole un  caballo de ventaja!, Morphy ganó 5½ a 3½. 
Su siguiente oponente fue el juez y poeta Alexander Meek, un rival frecuente de Morphy en los años anteriores en Nueva Orleans, el resultado también fue 3 a 0, esta vez con más facilidad.

 

Alexander Beaufort Meek

El siguiente rival antes de la final fue Theodor Lichtenhein, un jugador más fuerte, Morphy ganó la primera partida con negras en solo 19 jugadas, y también la segunda.

Lichtenhein al menos logró arrancar unas tablas en la tercera partida en un final de torres con un peón de menos, Morphy ganó 3½ a ½.

 

Theodore Lichtenhein


Al volver de Europa Morphy también jugó con Lichtenhein dándole un caballo de ventaja, y también lo venció, por 6½ a 4½. Asombroso, ¿no le parece?, el progreso ajedrecístico de Morphy crecía a una velocidad sideral.

El rival de Morphy en la final fue el maestro alemán Louis Paulsen, que estaba viviendo en EE.UU., había llegado de Alemania en 1854 con su hermano mayor, Wilfred, y trabajaba como agente de bolsa especializado en tabaco.

 

Louis Paulsen

 

Paulsen había pronosticado su victoria, pero al finalizar el torneo reconoció la superioridad de Morphy, dijo que Morphy estaba en condiciones de darles peón y salida a todos los participantes del torneo, él incluido.

Años después Paulsen llegó a ser un jugador de clase superior, era solo cuatro años mayor que Morphy, y su carrera también estaba empezando; es muy famoso debido a una popular línea de la Defensa Siciliana que lleva su nombre.

En la primera partida Morphy logró ventaja en la apertura, Paulsen no se defendió de la mejor manera y Morphy se impuso.

Como lo señalamos, no había relojes de ajedrez, a pesar de que Morphy jugaba con rapidez la segunda partida duró 15 horas de las cuales Paulsen consumió 12, y terminó en tablas solo después que Morphy cometiera un grave error en posición ganadora.

La partida volvió a jugarse con los mismos colores, Morphy perdió esa tercera partida, tras jugar agresivamente cuando la posición no lo pedía.

La mala racha continuó en la cuarta partida en la que desperdició una ventaja ganadora y fue tablas.

 

Paulsen y Morphy 1857

 

El match llegó a su momento crítico, tras cuatro partidas el score era 1 a 1, allí Morphy empezó a distanciarse, ganó la quinta partida tras una tensa lucha que culminó en un final de torres ganador.

Llegamos al sexto encuentro, es una de las partidas más conocidas de Morphy y una de las más bellas de su carrera, es la que recordamos hoy.

Valeri Beim sostiene en su libro “Paul Morphy. A Modern Perspective” que es casi imposible recuperarse de una derrota como esa, Paulsen no lo logró.

La séptima partida terminó con victoria de Morphy tras un grave error de Paulsen en la apertura y Morphy ganó también la octava con lo que el match terminó 6 a 2 (o 5 a 1 según las reglas del torneo, sin contar las tablas).

Paul Morphy se convirtió en el primer campeón de EE.UU., 100 años después otro destinado a lo más grande, Robert Fischer, también logró el campeonato en su debut.

Tras su primer gran éxito Morphy se estableció en Nueva York, donde jugó 161 partidas dando ventaja material (desde peón y salida hasta un caballo, con un resultado de +107, -36, =18) y 100 sin dar ventaja (+87, -5, =8), sus oponentes eran los mejores ajedrecistas en el país, Paulsen, Stanley, Lichtenhein y Schulten.

Estaba claro que ya no tenía retos ajedrecísticos en América, por lo que Morphy y toda la afición norteamericana querían que Morphy se enfrentara al británico Howard Staunton, considerado como el mejor ajedrecista del mundo.

El Club de Ajedrez de Nueva Orleans junto a la Federación Norteamericana de Ajedrez y el periódico New Yorkers invitaron a Staunton a que viajara a Nueva Orleans a enfrentarse a Morphy, pero Staunton rechazó el ofrecimiento, alegando que sus múltiples ocupaciones lo impedían, entre ellas un trabajo sobre Shakespeare.

Ante la prensa Staunton fue más incisivo, en el  Illustrated London News dijo que antes de jugar con él Morphy debería medirse en Europa con otros maestros.
Con esa meta Morphy se embarcó hacia el viejo continente, el 20 de junio de 1858, dos días antes de cumplir 21 años, Morphy llegó a Birmingham, y volvió a desafiar a Staunton.

Veamos la partida más brillante de Morphy de esa etapa, antes del primer viaje a Europa; está naturalmente incluida en mi libro “Morphy: Move by Move” de la editorial británica Everyman que se publicará en pocas semanas y ya está disponible en edición digital, es mi libro Nº 23: https://www.everymanchess.com/morphy-move-by-move

 

Morphy. Move by Move de Zenón Franco

 

Louis Paulsen – Paul Morphy

Apertura de los Cuatro Caballos [C48], Nueva York (4.6), 07.11.1857

 Click Aqui para ver la partida en el visor

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 Ac5 [4...Ab4 es más sólida, mientras que 4...Cd4 fue empleada décadas más tarde.] 5.0–0 0–0 6.Cxe5 Te8?! ["Para los pioneros es siempre difícil" (Kasparov) La línea principal fue luego 6...Cxe5 7.d4 Ad6.] 7.Cxc6?! [Es mejor 7.Cf3 Cxe4 8.Cxe4 (no es mejor 8.d4 Cxc3 9.bxc3 Af8 10.d5 Ce7 11.Ac4 d6) 8...Txe4 9.d3 Te8 10.d4 con ligera ventaja blanca.] 7...dxc6 8.Ac4 b5 [No directamente  8...Cxe4? por 9.Axf7+! Rxf7 10.Cxe4 Txe4? 11.Df3+.] 9.Ae2 Cxe4 10.Cxe4 [No 10.Af3? Cxf2! 11.Txf2 Dd4 12.Df1? Dxf2+! 13.Dxf2 Te1++] 10...Txe4 11.Af3 Te6 12.c3? [Un claro fallo de "Pensamiento profiláctico", es decir no preguntarse "¿Qué puede responder mi rival?". Es mejor la natural 12.d3 sí se podía intentar 11.c3 en vez de 11.Af3.] 12...Dd3! [Evita d4 y la dama obstaculiza el desarrollo del ala dama blanco, en especial el alfil de c1 queda relegado.] 13.b4 [Kasparov sugirió 13.Te1 Txe1+ 14.Dxe1 si bien tras 14...Af5! 15.Axc6 (o 15.De2 Td8!) 15...Td8 16.De5 Dc2! (no 16...Ad6? 17.Dxb5 Dc2 18.Da4) 17.Af3 Ad6 18.Dxb5 Ad3 19.Dc6 Rf8!, seguido de ...Te8, las blancas no logran poner en juego su ala dama y las negras tienen ventaja.] 13...Ab6 14.a4 bxa4 15.Dxa4

 

 

15…Ad7? [Una jugada natural, el alfil se mantiene activo, pero es un error, esta vez es Morphy quien falla en el "pensamiento preventivo". Lo correcto era la antinatural 15...Ab7! que parece empeorar la actividad del alfil, pero que cumple un rol vital al mantener el control de a6, el alfil queda momentáneamente fuera de juego pero la actividad de sus otras fuerzas y la parálisis de las piezas blancas es más importante, luego de 16.Ta2 Tae8 17.Dd1 a5 seguido de ...Aa6. 17...Aa6 también vale.] 16.Ta2? [El error decisivo. Era fuerte 16.Da6! neutralizando la fuerza de la dama negra, luego de por ej. 16...Df5 17.d4 Tae8 18.Ae3 c5 19.bxc5 Axc5 20.Db7 Ab6 21.c4 "en vez de ganar las negras deben defenderse" (Kasparov).] 16...Tae8 [Amenazando 17...Dxf1+ y mate.] 17.Da6 [“Paulsen encontró la idea correcta después de todo, pero por alguna razón, una jugada tarde. ¡En esa época el valor del tiempo no estaba todavía bien valorado!” (Kasparov). Tampoco valía 17.Dd1 c5 18.bxc5 Axc5 19.Aa3 Axa3 20.Txa3 Ab5, ganando.]

 

 

[¿Cómo respondió Morphy a la obligación de desalojar d3 con su dama?] 17...Dxf3!! [¡Magia pura! Eso es lo que sentí la primera vez que vi esta combinación.] 18.gxf3 Tg6+ 19.Rh1 Ah3 20.Td1 [O bien 20.Dd3 f5! 21.Td1 (21.Dc4+ Rf8! evitando Df7.) 21...Ag2+ 22.Rg1 Axf3+ 23.Rf1 Axd1 seguido de 24...f4, o 24...Tge6, ganando.] 20...Ag2+ 21.Rg1 Axf3+ 22.Rf1 Ag2+ [Hay algunos caminos algo más rápidos para dar mate, como ahora 22...Tg2! (Zukertort), pero, qué importa.] 23.Rg1 Ah3+ 24.Rh1 Axf2 25.Df1 Axf1 26.Txf1 Te2 27.Ta1 Th6 28.d4 Ae3 0–1

 

zfranco@abc.com.py

www.facebook.com/GMZenonFrancoOcampos

Tabladeflandes.com

ABC Color 

 

 


Volver a: inicio/noticias/La Columna de Zenon Franco
2016-09-01 00:00:00