8) - MN Ronald Cantero (Campeón en 1954, en 1955, en 1956, en 1957, en 1958, en 1961, en 1962 y en 1965).

Llegamos al que para mí fue el primer gran ídolo del Ajedrez paraguayo. Un personaje como pocos. Se trata del octavo campeón: el Maestro Nacional Ronald Cantero. Rompió el récord de cuatro campeonatos consecutivos logrados por Don Carlos Almeida (obtenidos de 1948 a 1951) al conseguir ser “pentacampeón” de manera consecutiva los años 1954, 1955, 1956, 1957 y 1958, una hazaña nunca más igualada en los anales del Ajedrez paraguayo. Obtuvo otros tres títulos más, solo para acrecentar su leyenda, los años 1961, 1962 y 1965. Todo un portento del deporte individual paraguayo con 8 conquistas absolutas, marca tampoco alcanzada… hasta ahora. Se trata de un hombre lleno de anécdotas y con una hoja de vida bastante particular. De haber existido el título, el MN Ronald Cantero hubiese sido el primer MF de la historia del juego ciencia paraguayo. Es más, ya retirado de la competencia en sí, fue presidente de la FEPARAJ en dos periódos, uno en el siglo pasado y el otro en el umbral y el principio de éste. Tuve el honor de conocerlo y el respeto que todos le tenían era para destacar. Hasta pude presenciar un par de anécdotas que lo involucraban y que las tengo bien guardadas en mi memoria, pero “esas harinas” forman parte de otro costal. El diagrama con el cual intento homenajear al MN Ronald Cantero, es uno en el que el citado jugaba con negras y con blancas lo hacía nada más y nada menos que el GM Miguel Najdorf. ¡Qué pedazo de rival! Zonal de Rio De Janeiro. Año 1957. Mes de agosto. Máxima tensión en un torneo clasificatorio para el Interzonal de Portoroz de 1958. El evento fue dominado por el GM argentino Oscar Roberto Panno quien, con 22 años, terminó haciendo… ¡13 puntos de 16! Gracias a la gente de Chessmetrics, hoy en día sabemos que para la época, el GM Najdorf habría tenido como 2709 puntos de ELO y hubiese sido el número 13 del Mundo. La partida fue realmente complicada de principio a fin. Las blancas llevaron la batuta gran parte del encuentro, hasta que se dió la presente posición. El campeón paraguayo en ese entonces, ante semejante figura del Ajedrez Mundial, no se amilanó y fue por el punto entero sin contemplaciones para con el polaco que jugó, casi toda su vida, bajo bandera Argentina.

 

JUEGAN NEGRAS Y GANAN.

 

 

La partida continuó así:

41. ... Dh7+

42. Rg1 Dh4

43. Tf3 Y tras hacer esta jugada, antes del siguiente movimiento de las negras, Najdorf se rindió (0 - 1).

(Seguramente que el polaco-argentino no quizo sufrir variantes tan filosas como: 43. ... Tf8 44. De3 Cd2 45. Dxd2 Axf3, con múltiples amenazas que deciden, ya que las blancas no solo pierden la calidad, sino que también deben entregar una pieza entera si no quieren recibir mate inmediatamente).

Volver a: inicio/noticias/Misceláneas
2014-10-17 00:00:00